Orígenes de la gráfica del hip-hop en Barcelona

El próximo jueves 19 de Abril tenéis una expo bastante interante en IKARA Skate shop donde se mostrará un completísimo compendio de gráfica relacionada (flyers, carteles, fanzines…) con los emotivos inicios delmovimiento Hip Hop en la Ciudad Condal.

Orígenes de la gráfica del hip hop en Barcelona Barcelona graffiti scene
Orígenes de la gráfica del hip hop en Barcelona Barcelona graffiti scene
Para todos los nostálgicos…

Vivimos un momento propicio para los transtornos de déficit de atención.

La saturación informativa que conlleva la actualidad no tiene más que veinte años a lo sumo: si nos remontamos a mediados de los años ochenta comprobaremos que hubo un momento en el que era necesario salir a buscar la información que se deseaba, en lugar de quedarnos ante una pantalla recibiendo una multitud de datos de entre los que podremos, con suerte y criterio, elegir los que nos interesan.

Dos décadas atrás los flyers, carteles, fanzines y cualquier otro método de propagación informativa tenían un valor añadido: el de la copia tangible, propicia para ser guardada, leída varias veces, compartida, entregada en mano. Un reparto de posters y octavillas en los lugares idóneos era imprescindible para que los eventos tuvieran éxito. Saber a quién entregarle unos adhesivos, un cartel, unas invitaciones, podía significar hacer crecer la escena, allanar el camino para hacer más y mejores cosas en el futuro.
Fueron tiempos de fotocopias, de Letraset, de dibujos originales pegados en cartulina, de noches en vela terminando el cartel que permitiría a todo el mundo saber dónde se celebraba la siguiente fiesta y que, al mismo tiempo, mostraba la evolución de los artistas, de los diseñadores anónimos y pioneros, desconocedores en aquel momento de lo que estaban aportando, de la magnitud real de su obra, tiempos en los que escritores de graffiti aprovechaban esos medios para crecer y mostrar nuevas obras a toda la gente del entorno: b-boys ávidos de novedades, de música, de información sobre quién había pintado otro vagón de tren, dónde era la próxima fiesta para bailar brekdance, cuando llegarían por fín los fat laces a esa única y lejana tienda a la que se acudía religiosamente cada Sábado para estar ahí, para formar parte de la escena, para compartir y disfrutar.